Un Pedido de María

Esta idea surgió una mañana mientras terminaba de rezar el rosario. Tomé mi guitarra, me invente una melodía y empecé a cantar las letanías a la Virgen. En un momento sentí como que todo se puso en cámara lenta y de repente, mire el cuadro de la Virgen, que me regalo mi padre espiritual, el Padre Estanislao, y fue tan claro lo que Ella me pedía, que no dudé en lo que estaba sintiendo.

Me llamo Soledad, tengo 33 años, y en abril del 2.013, en una misa de sanación para los enfermos en la Iglesia Nuestra Señora de la Carrodilla, me cambio la vida por completo. Sentí la presencia de Dios tan cerca, que me tiro al suelo, y empece a sentir una corriente en el estómago y en las manos. Desde ahí sentí la necesidad de Dios en mi vida, de rezar, de ir a misa, descubrí lo maravilloso que es el Amor de Dios, descubrí un tesoro.

Luego empecé a ir a un grupo de oración, llamado, “PADRE PÍO”, donde Dios siguió actuando. Comencé a descubrir mis pecados, y tuve la necesidad de confesarme. A partir de ahí todo cambio en mi vida, la primera que se hizo muy presente fue la Virgen María, ella lo primero que hizo fue mostrarme el amor que me tiene, quede totalmente enamorada de ELLA, y no solo conmigo es así, ELLA AMA A TODOS SUS HIJOS.

Pero luego vinieron muchos cambios en mi vida, los cuales me trajeron mucho sufrimiento, sentí que me moría, pero ELLA nunca me soltó la mano, ELLA ES LA CONSOLADORA DE LOS AFLIGIDOS. Mi alma estaba llena de dolor, oscura, lo único que sabia era que de esto iba a salir solo con la gracia de Dios, y así fue. Los misterios de Dios son incomprensibles, pero te llenan de sabiduría, de fortaleza, y te hacen descubrir lo poderoso que es Dios. …”Yo estaba en un desierto y miraba al suelo y solo veía dos huellas, pensaba que estaba sola, pero era JESUS, que me estaba cargando en sus brazos…”


Me costo varios años superar el dolor, y lo único que hice fue “Camino de Iglesia”, rezar el rosario, ir a misa, comulgar, hacer adoración al santísimo, leer la palabra de Dios, y lo que mas me aliviaba el dolor, era ir a retiros, carismáticos, con mucha alabanza. Me enseñaron a entregar el dolor a Jesús, al entregarlo, sentía un alivio tremendo. Descubrí que:” la oración es el oxígeno del alma, cuando tu alma sufre, ora!

Asistí a varios retiros, acá les dejo los datos de algunos:

♥ retiros del Doctor Marcelo Dezzi,predicador católico, en Santiago de Chile (contacto: fresiaretiro@gmail en La Casa de Padre Hurtado)

♥ retiros en Reducción, Córdoba : Ministerio Talita Kum

♥ retiro de Jaime Osvaldo Silva Martinez, predicador chileno 

Las cosas mágicas no son de Dios, con Dios uno tiene que ser perseverante,pero la sanación es definitiva. Con Dios se puede superar cualquier dolor, solo debemos buscarlo, tener paciencia y abrirle nuestro corazón.

Por eso, nuestra Madre me pidió que les comparta mi experiencia para ayudar a los que sufren dolores en el alma, y darles una esperanza, que con ELLA, con JESÚS, TODOS LOS DOLORES SE SUPERAN, y uno queda mejor que antes y al entregar ese dolor, ese espacio lo ocupa el Espíritu Santo, es decir, que estamos mas vacíos de nosotros mismos y mas llenos de Dios.




“Si supiéramos el valor del sufrimiento”, decía el Padre Pio.

Te invito a que te contactes conmigo                                       

maria.solcito.aguilar@gmail.com,  a me dejes tus comentarios, y si has tenido un testimonio que puede ayudar y enriquecer a otros, a que lo compartas!